ARCÁNGEL SAN MIGUEL

“Y en aquel tiempo se levantara Miguel, príncipe grande, que es el defensor de los hijos de tu pueblo, porque vendrá un tiempo tal, como nunca se ha visto desde que comenzaron a existir las naciones hasta aquel día y muchos de aquellos que duermen en el polvo de la tierra, despertarán; unos para la vida eterna y otros para la ignominia…” Daniel XII: 1, 2.

 

Se le conoce también como: Mikael, Michael, Mitchell, Mikaelu, Maka´il.

 

Esta escrito que el Arcángel San Miguel retornara a asistir a la humanidad cuando llegue el momento de la purificación del Planeta. Y según Rudolph Steiner, teseofo húngaro, fundador de la Sociedad de Antroposofía y fallecido en 1925, el Arcángel San Miguel desde 1879 ha activado su labor en nuestro planeta, influyendo sobre la humanidad para separarla del materialismo y conducirle hacia el mundo espiritual. Cada día sé vera más la influencia del Arcángel, culminando esta misión especial hasta fines del siglo II del Tercer Milenio. (Ver ciclos de Juan Tritermio, en Jerarquías).

El Arcángel Miguel es el regente espiritual de nuestro planeta y en este cierre de ciclo, cada día tiene más Ángeles descendiendo a las esferas humanas para purificar el camino por donde deberá transistor Jesús. Las personas que se unen a unos Ángeles para colaborar en este momento de transición son las que ha adquirido un compromiso con San Miguel para hacer un trabajo específico.

 

Muchas veces el Arcángel se conecta cuando dormido el cuerpo físico, el espíritu sube a su plano y es instruido por la hueste celestial. Generalmente, no se recuerda conscientemente la conexión pero paulatinamente se despierta el interés por el mundo angélico y se siente una atracción especial por el Arcángel Miguel. El Arcángel San Miguel comienza a aparecer en su vida.

 

El Arcángel Miguel hoy en día se encarga de preparar el planeta para la reaparición de Jesús, y tiene a su cargo una enorme hueste que incansablemente trabaja llevando acabo todo aquello que corresponde al cierre del ciclo que hoy vivimos.

 

Él trabaja directamente para Jesús y la Virgen Santísima haciendo que se cumplan sus profecías establecidas para esta etapa. Es el Jefe de las Milicias Celestiales, de los Ángeles Guardianes, de los Ángeles del Hogar y de todos los Ángeles que trabajan para la humanidad. Es el Defensor de la Justicia, de la nación judía, del Cristianismo.

 

Patrón de Francia. Patrón de las Iglesias, Templos, Capillas, Oratorios; de los Policías, Soldados, Marinos; Deportistas, Competencias olímpicas y todo tipo de juegos deportivos. De los Comerciantes, Jueces, Cárceles. Protector de los Prisioneros, de la Luchas justas y las batallas internas.

 

Rige sobre las Gobernantes, los Dirigentes, las ciudades, pueblos y comarcas. Es el Ángel de la Inteligencia, del Tarot y de la Filosofía. Es el Guardián de los promontorios y golfos. Cuando se le invoca quita la depresión, las altas temperaturas, los problemas de presión arterial, todas las enfermedades del corazón y de la columna vertebral.

 

Es el mejor consolador cuando hay angustias en el hogar, en el trabajo y en la vida sentimental; en todas las decepciones y desilusiones. Las personas con pocos deseos de vivir deberán acercarse a Él y recibirán un halito divino de energía que les llenará de optimismo y mágicamente tendrán ante sí un panorama lleno de promesas, ilusiones y esperanzas.

 

Todas las virtudes que existen y que emanan de los otros Ángeles están sintetizadas en el aura del Ángel Miguel y cuando nos acercamos a Él, brotaran como manifestaciones divinas en nuestro espacio personal.

Su nombre significa: Quien es como Dios, Semejante a Dios, Igual a Dios.

 

Planeta que rige: El Sol.

 

En la Tradición Judía, Cristiana e Islámica es el Ángel más poderoso que existe. Los caldeos le rendían culto divino. En el Islam su nombre es Mika´il; en el Avesta es Saosyhant el Redentor, los antiguos persas le llamaban Besther “el que provee sustento a la humanidad. La tradición judía lo identifica como el fuego que Moisés presenció cuando este glorioso Ángel desciende del cielo guiando al Shekinah.
SHEKINAH.

 

El Shekinah es la nube de gloria que se mantenía sobre el lugar de la Misericordia el Santo de los Santos. Representa el Espíritu Santo, la Luz eterna en el mundo del espíritu; la Sustancia primordial, la Gracia Divina; la manifestación femenina de Dios.

 

Se le relaciona con el vínculo de expresión del Espíritu Santo. También a Zagzagel se le identifica con el Ángel guiando al Shekinah. Zagzagel es el Ángel cuyo nombre significa “esplendor divino” y que también se dice fue quien instruyó a Moisés en los secretos de la Kábala.

 

Zagzagel es un Ángel de la Presencia, instructor de Ángeles y habla 70 idiomas. El Shekinah, en el Tabernáculo, correspondía al lugar situado exactamente debajo de las alas de los dos querubines postrados en adoración, que era el lugar donde la presencia espiritual de Jehovah se hacía manifiesto. Representa también el décimo Sephirah, Malkuth; el velo de Ain Soph.

Información del libro de Lucy Aspra “Manual de los Ángeles Vol. 1 Di sí a los ángeles y sé completamente feliz.